Sarasvati Burgos | Danza Oriental
3811
page,page-id-3811,page-template-default,ajax_updown_fade,page_not_loaded,
“S

i alguna vez has visto actuar a una bailarina de Danza Oriental, probablemente habrás sentido fascinación por sus movimientos hipnóticos. Cada ondulación vibrante y gracil es una forma de expresión de fortaleza y feminidad. Esta forma de arte ancestral no solo supone un ejercicio estimulante que aumenta la flexibilidad y tonifica todo tu cuerpo, si no que puedes estimular tu confianza y autoafirmación.”

Dolphina

La danza del vientre es una danza que combina elementos tradicionales de Oriente Medio junto con otros del Norte de Africa. En árabe se la conoce como raqs sharqi (“danza del este” o “danza oriental”).

Los beneficios de la danza oriental son tanto físicos como mentales. El baile es un buen ejercicio cardiovascular, ayuda a mejorar tanto la flexibilidad como la fuerza. A su vez trabaja directamente sobre los centros de energía corporales, eliminando tensiones y armonizando la energía; para las mujeres embarazadas, es un excelente ejercicio para preparar el vientre antes del parto y luego de este, ayuda a recuperar el área del abdomen; estimula la femineidad. Se centra principalmente en los músculos del torso, si bien también mejora la fuerza en las piernas. Muchos estilos de baile hacen hincapié en trabajar de forma aislada los músculos, enseñando a mover varios músculos o grupos musculares de forma independiente. Los movimientos que incorporan el velo fortalecen igualmente los brazos, los hombros y el tronco superior en general, mientras que los crótalos aumentan la fuerza de los dedos, trabajándolos uno a uno. La danza oriental es apropiada para todas las edades y para personas de cualquier constitución, siendo el bailarín quien controla el nivel de exigencia física. Para muchos de sus defensores es beneficiosa para la mente, ya que fomenta la autoestima, mejora el grado de bienestar de quienes disfrutan practicándola regularmente.

Algunos médicos la recomiendan a sus pacientes para recuperarse del parto, así como preparación para el mismo, ya que los movimientos fortalecen y aportan tono muscular a la zona pélvica.
  

CLICK HERE TO SEE EXTENSION OF THIS PAGE. IN THIS SECTION CAN BE ANY CONTENT - FULL WIDTH OR IN THE GRID